Buscador sitio
Acceso Intranet

¿Qué es el Documento de Voluntad Anticipada?

Septiembre, Mes del Testamento
¿Qué busca la Ley de Voluntad Anticipada (LVA)?
Darle a la persona la libertad de no someterse a tratamientos o procedimientos médicos que prolonguen de manera innecesaria la vida, protegiendo su dignidad cuando sea imposible mantenerla viva de manera natural.
¿Es lo mismo que la Eutanasia?

No. La Ley de Voluntad Anticipada regula la Ortotanasia (que significa muerte correcta).

La Ley no permite, bajo ninguna circunstancia, la realización de alguna conducta que tenga como consecuencia el acortamiento intencional de la vida. La ley regula la suspensión del tratamiento médico, por lo que la vida continúa de forma natural, otorgándose los cuidados paliativos, las medidas mínimas ordinarias y tanatológicas, y en su caso, una sedación controlada.

¿Cuándo se aplica la LVA?

Cuando un enfermo está en etapa terminal, es decir, cuando tiene un padecimiento mortal e irreversible o si por alguna circunstancia tiene una esperanza de vida menor a seis meses.

Para que se aplique la LVA deben darse las siguientes circunstancias:

A. Un diagnóstico de enfermedad avanzada, irreversible, incurable, progresiva o degenerativa.
B. La imposibilidad de respuesta a un tratamiento específico.
C. Numerosos problemas y síntomas, secundarios o subsecuentes.

¿Cómo puedo emitir mi voluntad para recibir los beneficios de la Ley?

La voluntad debe constar por escrito en el denominado Documento de Voluntad Anticipada, el cual puede ser otorgado por cualquier persona en todo momento, incluso cuando se encuentra en etapa terminal. En ambos casos, se debe estar en el pleno y cabal uso de sus facultades mentales, libre de cualquier presión y poder manifestar su deseo sin ninguna duda.

La intención de someterse a la LVA es libre y personal. Se nombrará también a un representante (ejecutor) que vigilará su cumplimiento y se señala la intención respecto a la donación o no de órganos.

¿Con quién realizo el Documento de Voluntad Anticipada?

El documento se otorga ante notario. Él o ella le asesoran respecto a los alcances del documento, el proceso que debe seguirse en su oportunidad y los beneficios. Él o la notaria, además, dan aviso a un registro especial respecto a su otorgamiento.

En caso de que la persona sea un enfermo ya en etapa terminal, el documento también puede ser otorgado ante el personal médico del hospital en el que se encuentre la persona.

Requisitos: Costos

El costo del documento durante la campaña del mes de marzo es de $1,200 de acuerdo al convenio firmado entre el Colegio de Notarios y el GCDMX. El costo normal es de $1,700 el cual se ha mantenido fijo desde 2008.

¿Pueden negarse médicos y enfermeras a realizar mi voluntad?

Sí. La Ley señala que aquellas personas cuyas creencias religiosas o convicciones personales sean contrarias a las disposiciones de la Ley, podrán negarse a llevar a cabo la voluntad del enfermo. En este caso, es obligación de la Secretaría de Salud vigilar que en las instituciones exista personal dispuesto a cumplir con la voluntad señalada en términos de Ley.

¿La LVA se aplica en hospitales privados?

Las instituciones privadas tienen la obligación de nombrar a un responsable encargado de vigilar que existan los formatos necesarios y se pueda llevar a cabo la voluntad del enfermo.

¿El Documento de Voluntad Anticipada es lo mismo que un testamento?


No. Es un documento diferente regulado por una Ley diferente. El testamento se hace válido cuando ya ha fallecido la persona que lo hizo, mientras que el Documento de Voluntad Anticipada se hace válido cuando la persona que lo hizo sigue con vida.

Documento de Voluntad Anticipada

El 7 de Enero de 2008 se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México la Ley de Voluntad Anticipada. Esta ley resulta en un ordenamiento novedoso en nuestra legislación, dado que regula la forma en que las personas pueden decidir libremente que no se apliquen en su persona aquellos tratamientos y/o procedimientos médicos, que busquen prolongar de manera innecesaria su vida.

Considerando que este es un tema sumamente delicado, se podría pensar que en torno a esta ley se generaría una gran polémica. Sin embargo, no fue así, ya que de su texto se desprende claramente que no se trata de una ley que promueva la eutanasia, entendida como todo acto u omisión realizado por personal médico que ocasiona la muerte de un ser humano, ya que lo que el ordenamiento regula es la llamada ortotanasia o muerte digna, que consiste en el otorgamiento de medidas médicas paliativas, que disminuyen el sufrimiento o que lo hacen tolerable, permitiendo el apoyo emocional y espiritual a los enfermos terminales.

Con la publicación el 4 de Abril de 2008 del Reglamento de la Ley de Voluntad Anticipada y las reformas de 27 de julio a la ley y 19 de septiembre al propio reglamento, ambas del año 2012, quedó completo el marco jurídico para el inicio de su aplicación en la Ciudad de México.

Cabe destacar que la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México encomendó a los notarios de la ciudad, la redacción de los documentos de Voluntad Anticipada. Hecho que demuestra, una vez más, la gran confianza que la sociedad tiene depositada en su notariado, dado que para la confección y guarda de prácticamente todo documento que es de importancia para ésta, se acude a la figura del notariado público.

El Colegio de Notarios de la Ciudad de México celebró el día 21 de Mayo de 2008, con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, un Convenio para que, a través de los notarios agremiados, se ofrezca a los ciudadanos de la ciudad asesoría y atención preferente para la tramitación y otorgamiento de los Documentos de Voluntad Anticipada a que se refiere la Ley de Voluntad Anticipada para la Ciudad de México y su Reglamento, estableciéndose un costo reducido para los mismos.

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México cuenta con los siguientes datos estadísticos* en materia de Voluntad Anticipada, de documentos suscritos ante notario del 7 de enero de 2008 al 30 de septiembre de 2017. Cabe mencionar que estas cifras se incrementan día con día, ya que las suscripciones de los documentos está en constante aumento.

Cada año tiene verificativo la firma de documentos de voluntad anticipada por parte de importantes personalidades del ámbito público y privado de la ciudad, con el único fin de continuar con la promoción de esta novedosa figura y buscando su impacto masivo en la ciudad, reflejando el interés del Colegio de Notarios, de que un importante sector de la sociedad, conozca los alcances del documento de voluntad anticipada.


Cifras Voluntad Anticipada


Ver las estadísticas detalladas del programa de Voluntad Anticipada.

* Datos proporcionados por la Secretaría de Salud, Coordinación Especializada en Materia de Voluntad Anticipada, al 30 de septiembre de 2017.

Para mayores informes de consultoría gratuita previa cita, de click AQUÍ.

Conmutador: (55) 5511-1819 con 10 líneas